Català Català Español Español
Català Català Español Español

Medidas de prevención contra el coronavirus

La aparición del Covid-19 ha tenido como consecuencia que se implanten unas ‎intensas medidas de prevención contra el coronavirus en todo el sector de la construcción, cuyas actividades ‎se categorizaron como con “baja probabilidad de exposición al contagio” (la más leve dentro de las categorías de riesgo). Éstas son algunas de las ‎acciones que se han llevado a cabo.‎

 

Por parte de los trabajadores

Los trabajadores deben medirse la temperatura corporal aún en casa, antes de salir a ‎trabajar. Si éste tiene fiebre, tos o falta de aire, deberá comunicarlo a su responsable ‎directo por teléfono. También deberá decir si convive o ha convivido con una persona ‎que ha contraído la enfermedad del coronavirus. ‎

No deben tocarse la cara (ni siquiera cuando se lleven guantes) y, evidentemente, no ‎se saluda dando la mano, abrazos o similar. Siempre hay mantener una distancia de ‎seguridad de dos metros. Además, los trabajadores deberán taparse la boca y la nariz ‎al toser y estornudar con pañuelos desechables o con la parte inferior del codo. El ‎lavado de manos se realiza con agua y jabón entre 40 y 60 segundos, sobre todo ‎después del contacto con secreciones respiratorias.‎

Por otra parte, no se debe compartir EPIs, vasos, cubiertos, bebidas o botellas con los ‎el resto de compañeros y es imprescindible la colaboración del trabajador para ‎mantener limpios tanto los aseos como las zonas comunes. Además, es imperativo ‎extremar las condiciones de limpieza de las herramientas, maquinaria y sobre todo los ‎móviles usados por varias personas, así como reforzar la desinfección de la ropa de ‎trabajo y equipos de protección individual.‎

 

Por parte de la empresa

El control de la temperatura se ha vuelto fundamental en estos tiempos, así que se han ‎dispensado termómetros en las zonas de trabajo, de manera que si un trabajador tiene ‎síntomas, se le invita a que se vaya a su domicilio y avise a los servicios sanitarios. ‎Asimismo, se han intensificado las condiciones de limpieza de aseos y zonas comunes, ‎incluyendo taquillas de los trabajadores, y en las obras disponen de sistemas de ‎distribución de agua individuales.‎

Además, se ha reestructurado la organización para poder cumplir las distancias de ‎seguridad establecidas distribuyendo nuevamente los equipos de trabajo, coordinando ‎el traslado de los trabajadores y organizando el acceso a las zonas de trabajo y a los ‎comedores para evitar aglomeraciones. También se han reducido casi en su totalidad ‎las reuniones presenciales en la obra y los viajes de trabajo.‎

Todos los actores del sector remamos en la misma dirección y colaboramos unidos ‎para minimizar cualquier tipo de riesgo. Esperemos que esta pandemia pase lo antes ‎posible y que pronto podamos trabajar con normalidad.‎

¿Cuál es la solución que mejor se adapta a tu proyecto? Contacta con nuestros especialistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.